Inicio JORNADAS Y CONGRESOS Jorge Olcina: “El Cambio Climático ha dejado de ser una creencia a...

Jorge Olcina: “El Cambio Climático ha dejado de ser una creencia a ser una evidencia”

Compartir

La Xylella fastidiosa es una bacteria, como tantas otras, presente en el suelo, cuya proliferación en los últimos tres años está afectando seriamente grandes áreas de cultivo y zonas forestales del litoral Mediterráneo, que se están viendo abocados al abandono y la deforestación. Como efecto de los intercambios comerciales propiciados por la globalización, esta bacteria viajó desde los viñedos del Valle de Napa en California, donde se detectó el primer brote de la plaga, hasta nuestro territorio en 2017. Y las actuales condiciones de temperatura de estas tierras son las idóneas para que la Xylella fastidiosa haya decidido quedarse.

Su vector es un insecto que propaga la bacteria. Ésta, al penetrar en una planta, crece de tal manera que impide el paso de la savia y acaba secándola. El principal problema radica en que aún no existe una solución definitiva para acabar con la Xylella fastidiosa y se está atajando mediante el arranque de las plantas afectadas, lo que supone un auténtico drama para los agricultores, el paisaje, la economía y el Medio Ambiente.

Casa Mediterráneo acogió el 18 de septiembre, la ‘Jornada técnica sobre la Xylella Fastidiosa: balance de las actuaciones desarrolladas y propuestas para su control’, que reunió a destacados expertos en la materia, ante un auditorio abarrotado de estudiantes, profesionales del sector agrícola y representantes de la administración.

Jorge Olcina: "El Cambio Climático ha dejado de ser una creencia a ser una evidencia" en DESTACADOS JORNADAS Y CONGRESOS
La directora territorial de Alicante de la Conselleria de Agricultura, Carmen Galvañ, el director de Casa Mediterráneo, Javier Hergueta, y el presidente del Consejo Valenciano de Colegios de Ingenieros Agrícolas, Miguel Valdés, en la apertura de la jornada.

Con el propósito de mostrar la influencia del Cambio Climático y el deterioro de los suelos en la expansión de la bacteria tuvieron lugar las exposiciones de Jorge Olcina, catedrático de Análisis Geográfico Regional de la UA, Eulogio J. Bedmar, experto en Microbiología del Suelo y Sistemas Simbióticos del CSIC, y el ingeniero agrónomo Alberto Bello. A continuación, reproducimos una entrevista mantenida con Jorge Olcina, todo un referente nacional en la temática geográfica y ambiental.

La plaga de la Xylella Fastidiosa llegó hace unos tres años a la Comunidad Valenciana. ¿Por qué esta bacteria tiene en este territorio las condiciones idóneas para su profileración?

En general, en todo el litoral mediterráneo, especialmente en su parte central, Baleares, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía mediterránea, encuentra unas temperaturas medias muy idóneas para su ciclo vital. Y el clima que tenemos en este área no tiene muchos extremos térmicos, es decir, no solemos bajar de los diez grados en invierno, ni subir de los 34 en verano. Por tanto, en esas condiciones encuentra un medio idóneo para su desarrollo.

¿Cómo afecta el Cambio Climático a que estas temperaturas sean favorables a la bacteria?

El Cambio Climático lo que va a suponer es una subida progresiva de la temperatura, tanto media como la del verano y la del invierno. Tendremos inviernos cada vez más suaves y los veranos, aunque serán un poco más calurosos, no entrarán dentro del umbral de peligrosidad para la bacteria. En ese sentido, el Cambio Climático es un problema al mantener, e incluso mejorar, las condiciones ambientales que necesita la bacteria para vivir. El problema ya lo tenemos y no se nos va a solucionar, sino todo lo contrario, por motivo del Cambio Climático en el futuro.

Detrás del discurso de negación del Cambio Climático como consecuencia de la emisión de gases de efecto invernadero, ¿se encuentran los intereses económicos?

En efecto, se trata de la respuesta de países que no quieren cambiar su modelo económico, fundamentalmente el basado en el petróleo, la industria del automóvil… y son lobbies muy potentes que nunca van a ver bien medidas que supongan restricciones a la producción petrolífera, ni a cambiar el sistema de fabricación de los automóviles en el corto plazo. Todo lo que Japón y Europa sí que se han puesto la pilas en este sentido, y toda la proliferación ahora de los coches híbridos y eléctricos, es un desarrollo básicamente europeo u oriental. Sin embargo, Estados Unidos no, de ahí que sea un país que no quiera firmar los protocolos o si los firmó hoy quiera salirse, porque se ha propuesto negar la evidencia científica.

Cada vez está más claro que los gases de efecto invernadero inciden en el llamado “Balance energético” del planeta, es decir, todo el regulador térmico, y ése es un hecho comprobado. Ahora lo que ya estamos experimentando son los efectos en los elementos concretos, en las temperaturas, en la lluvia, en el viento… y ahí están los datos. El Cambio Climático ha dejado de ser una creencia a pasar a ser una evidencia y lo que nos toca ahora es empezar a prepararnos para adaptarnos a esas nuevas condiciones; no nos queda otra.

Jorge Olcina: "El Cambio Climático ha dejado de ser una creencia a ser una evidencia" en DESTACADOS JORNADAS Y CONGRESOS
En primer plano Jorge Olcina, seguido de Eulogio J. Bedmar y Alberto Bello en la jornada celebrada en Casa Mediterráneo – © María Gilabert / Revista Casa Mediterráneo

¿Cuándo serían perceptibles los efectos de las medidas contra el Cambio Climático?

El Cambio Climático actual, que es un proceso de calentamiento inducido por el ser humano, por la emisión de gases, es lo que yo llamo “un riesgo silencioso, pero constante”. Va poco a poco manifestando sus efectos, no tiene una manifestación brusca en un momento determinado. Por lo tanto, las medidas que hay que adoptar son de medio y largo plazo. Y son medidas de muy poco rédito electoral, por eso hablar de ello en política queda muy bien como imagen, pero ponerse a trabajar en serio implica hacer inversiones, un programa de educación a la sociedad para que sea consciente del problema que tenemos, y todo esto no trae un beneficio electoral, pero tenemos que hacerlo si queremos evitar que la pérdida económica por el Cambio Climático sea muy alta.

La Unión Europea ha evaluado que en la zona mediterránea podríamos perder anualmente un 2% del PIB a causa del Cambio Climático. Si no queremos eso, hay que ponerse a trabajar desde ya.

¿Cómo se puede combatir la Xylella fastidiosa, al no existir hasta el momento un tratamiento que acabe con ella, y cómo se puede prevenir su propagación?

Estamos en una fase inicial. Se está investigando posibles tratamientos. Es verdad que cada vez se intenta usar menos química y se está yendo a soluciones de tipo biológico, pero todavía no se ha encontrado la solución biológica que permita atajarla. La medida que se ha adoptado, siendo muy drástica, consiste en arrancar la planta afectada y, de momento, es la única posible si queremos mantener la extensión de la plaga de forma controlada. Pero claro, tiene un coste para el agricultor, para el paisaje, un coste ambiental elevado y económico también para el agricultor. Pero estamos en ese momento en el que todavía no hay solución racional sostenible, para atajar esta bacteria.

¿La destrucción de las plantas afectadas sirve como medida de prevención para que la bacteria no pase a otros ejemplares?

Sí, por ello no sólo se cortan las plantas afectadas, sino también las situadas en su perímetro, por si acaso pudieran, en los estadios iniciales, estar afectadas. El insecto transporta la bacteria de una planta a otra y de momento, como digo, la medida que se está poniendo en marcha en España y en otros países europeos es el arranque, porque no se ha encontrado una solución biológica que pudiera ser la definitiva para atajarla. Es un drama para las zonas que tienen que adoptar esta medida, pero de momento no hay otra solución.

¿Una vez que la planta está infectada, está condenada a morir?

Sí, porque esas bacterias van creciendo y van rompiendo los vasos de la savia, la planta deja de tener una alimentación normal y progresivamente se va debilitando. Hasta que no se encuentre una solución de tipo biológico, no queda otro remedio.

¿El abuso de fertilizantes en las últimas décadas ha incidido de alguna manera en el Cambio Climático?

Se ha abusado del uso de fertilizantes porque el modelo agrícola implantado busca cada vez mayores rendimientos y, claro, eso supone sobrealimentar el suelo y las plantas con nitrógeno. Es la vía que se ha encontrado, rápida y sencilla, de mejorar los rendimientos de las producciones, pero tiene un efecto contaminante. Europa, ya en el año 1991, aprobó una directiva de control de los nitratos, que está costando mucho cumplirla, porque toda la agricultura europea está basada en el crecimiento rápido a partir de nitrógeno.

¿Va ganando peso la agricultura ecológica?

La producciones son mejores de calidad, pero menores en cantidad, entonces el precio se incrementa. Y el consumidor, de  momento, a lo que está acostumbrado es a comprar al menor precio.

¿Falta sensibilización en ese sentido?

En cuanto al Cambio Climático nos faltan programas de educación a la sociedad para que ésta sea consciente del problema al que nos enfrentamos, ya no sólo del hecho de que suban las temperaturas, sino también de todos los efectos derivados en la agricultura o en el turismo, y cambie su comportamiento.